Idiomas

Inicio
Cultura Xunta
12/04/2017

Indaga en el trabajo interno del MDPS

Lo conseguimos! Se finalizó el inventariado del conjunto arqueológico de Iria Flavia. Nada más y nada menos que 9540 fragmentos. Este fondo reúne una gran variedad de tipologías y materiales, fundamentalmente de época romana, aunque también son destacables las piezas de época medieval y contemporánea.

Diversas imágenes de piezas procedentes de las excavaciones de Iria Flavia

El Museo de las Peregrinaciones comienza a ser depositario de los materiales de Iria Flavia (Padrón, A Coruña) a partir de los primeros trabajos llevados a cabo por Chamoso Lamas en 1962 (nº de inventario 719), como comisario de la Primera zona de defensa del Patrimonio Artístico Nacional, situada en esta misma institución, en el edificio de la calle de san Miguel, 4. Las investigaciones en el terreno iriense continúan de su mano en la década de los 70 y 80, dotando al Museo de los primeros conjuntos de material documentados (nº de inventario 726, D-127 y D-229).

A partir de los años 90, y con la transferencia de competencias en materia de arqueología a la Comunidad Autónoma, el Museo de las Peregrinaciones se convierte en centro receptor de la zona de Santiago y comarca. A partir de entonces es la arqueología de urgencia a que suministra la mayor parte del material con 13 ingresos diferenciados en el tiempo, destacando las intervenciones D-128, dirigida por Suárez Otero en 1992, y la D-184, dirigida por Álvarez González y López González entre 1993 - 1994. Esta última proporcionó mas de 6000 fragmentos inventariados, algunos de ellos de gran consideración. A pesar de esto, la proporción de terreno excavado de la antigua Iria Flavia es aún muy reducida.

El conjunto de material recogido durante todo este tiempo consta de un total de 9540 piezas inventariadas y reúne una gran variedad de tipologías y materiales de época romana. En cerámica destacan las piezas de Terra Sigillata, las cerámicas de paredes finas y el reducido conjunto de lucernas. La cerámica común tiene una gran presencia, tanto en las formas de cerámica común fina cómo en las producciones mas groseras. Los fragmentos de grandes contedores de líquidos, ánforas, forman también un grupo considerable. Pero no todo es arcilla, Iria Flavia proporciona también una pequeña colección numismática, así como vidrios, metales y líticos. Sus fragmentos ofrecen una valiosa información para el estudio de la vida cotidiana y de las actividades lúdico productivas de la sociedad galaico - romana. A pesar de la gran importancia que supone el estudio de Iria Flavia para la antigüedad, no podemos obviar la contribución que suponen las piezas medievales y contemporáneas.

Debido a la significación de este yacimiento recibimos la visita de numerosos investigadores que incluyen estudios sobre estos materiales en sus investigaciones científicas, no debemos olvidar que los museos durante muchos años, fueron los principales impulsores y artífices de la investigación arqueológica desarrollada en Galicia, al tiempo que custodiaban y conservaban los hallazgos fruto de estas intervenciones.