Idiomas

Inicio
Cultura Xunta

CASA GÓTICA

En la actualidad, el edificio que alberga la sede del Museo de las Peregrinaciones y de Santiago es el resultado de la suma de diversas construcciones que constituyen un conjunto heterogéneo y de difícil lectura.

La construcción inicial, levantada hacia mediados del siglo XIV, es la denominada frecuentemente Casa Gótica, que se vio modificada y ampliada a lo largo de los siglos. Constituyó la sede principal del mayorazgo instituido por Roi Martínez de Carballido a mediados del XVI y fue residencia de importantes personalidades de la vida social de la ciudad Es destacable la actuación hecha a mediados del siglo XVIII por el arquitecto Lucas Ferro Caaveiro de la que se conserva la escalera con balaustrada de piedra imitada en madera en los pisos superiores, una lareira, y la estructura de buena parte del inmueble. Las remodelaciones llevadas a cabo entre los años 50, 60 y mediados de los 70 del siglo XX configuraron los espacios y volúmenes definitivos de la edificación actual.

Recibe el nombre de “casa Gótica” por ser una de las pocas construcciones del gótico civil conservadas en la ciudad. De esa época persiste un cuerpo con un torreón edificado en robusta cantería de granito con abundantes signos lapidarios (marcas de cantero), se relaciona tradicionalmente, aunque sin ningún tipo de fundamento, con la residencia de D. Pedro I el Cruel o con D. Fernando de Castro, Pertiguero Mayor de Santiago en esa misma época.

La ubicación del inmueble en la parte preponderante de la ciudad hace presuponer su importancia precisamente en los momentos finales de la Edad Media.

La fachada, con alteraciones, presenta una disposición que parece responder a la que ofreció en un determinado momento de vida del edificio. Conserva importantes elementos originales como los canecillos que sostienen el alero, las ventanas, una curiosa gárgola, etc.

SEDE DE LAS PLATERÍAS

La falta de espacio en la sede histórica del museo llevó a las distintas administraciones implicadas en la titularidad y gestión del centro museístico a unirse en la búsqueda de un inmueble para a llevar a cabo la ampliación. La colaboración del Consorcio de Santiago hizo posible la gestión de la cesión del edificio destinado hasta el año 2004 a sede del Banco de España en la ciudad.

Se trata de un inmueble proyectado por el arquitecto Romualdo de Madariaga, generado y construido con gran polémica en un lugar singular, próximo a la entrada de las Platerías de la catedral compostelana. Sería inaugurado en 1949.

La remodelación del edificio para su adaptación a las necesidades museísticas específicas será obra del arquitecto Manuel Gallego Jorreto, desarrollándose las obras entre 2009 y 2012 por cuenta del Consorcio de Santiago.