EN ESTE MOMENTO ESTAMOS ABIERTOSEN ESTE MOMENTO ESTAMOS CERRADOS
ABIERTOCERRADO
HORARIOSHORARIOSHORARIOS
TARIFASTARIFASTARIFAS
UBICACIÓNUBICACIÓNUBICACIÓN

La peregrinación y el camino de Santiago

Los objetos y rituales relacionados con los peregrinos jacobeos, la vinculación que la música, la literatura y el arte tuvo con el Camino de Santiago, la diversidad iconográfica del Apóstol así como la amplísima dispersión internacional del culto a Santiago, son los protagonistas en esta planta.

Peregrinación. Símbolos, rituales y documentos

El peregrino porta sobre el atuendo emblemas (realia o signa peregrinationis). La concha de la vieira será la insignia jacobea por excelencia. La Veracruz o las llaves cruzadas lo serán de Roma y la palma de Jerusalén y Terra Santa. Otros elementos como los bordones (cruzados o no bajo la vieira) o la cruz de Santiago son símbolos exclusivos jacobeos. Representaciones de la escarcela, del sombrero, de la esclavina, de la imagen de Santiago o de la propia basílica tienen su valor como símbolos relacionados con la peregrinación a Compostela.

La peregrinación está llena de rituales desde la salida hasta el regreso. El peregrino se prepara antes de abandonar su casa. Puede dejar escritas sus últimas voluntades y recibir los atributos del peregrino (bendición de báculos y escarcelas). En el camino visita santuarios y con frecuencia realiza rituales a veces de raigambre pagana en ríos y fuentes. Así mismo puede portar una piedra a modo de penitencia que lanza en un milladoiro. La culminación de la peregrinación se puede acreditar documentalmente. A partir del siglo XV se hace entrega de certificados conocidos como «compostelas».

Símbolos de la peregrinación jacobea

La concha (Pecten maximus) es el símbolo más emblemático de la peregrinación jacobea. Se vendía en la entrada norte de la catedral bajo estricto control eclesiástico. Colgada o cosida a la indumentaria, funcionaba como acreditación de la condición de peregrino. La regularización de la elaboración y comercio de insignias en forma de concha en distintos materiales fue monopolizada por uno de los gremios más antiguos de la ciudad: los concheros, bajo el estricto control de la autoridad eclesiástica.

En este espacio podemos disfrutar de una de las evidencias arqueológicas más antiguas del uso de la vieira como símbolo identificativo del peregrino jacobeo. La concha expuesta fue localizada sobre el esqueleto de una tumba de la nave colateral norte, por lo que su datación se sitúa alrededor de 1120. Las dos perforaciones que presenta testimonian su uso como insignia de un peregrino que culminó su peregrinación a Compostela en el siglo XII. Al contrario de lo que sucede en la actualidad, la insignia de la concha solo se adquiría a la llegada a la ciudad y se llevaba colgada en el camino de vuelta.

La vieira se convierte en símbolo identificativo de la peregrinación a Compostela y se comienza a plasmar en diversos soportes, de uso y función muy variados a lo largo de la historia, que certifican la vinculación de su propietario con el culto a Santiago o con la tradición jacobea. El museo cuenta con diversidad de piezas decoradas con esta simbología. Una selección de estos materiales la podemos ver expuesta en este espacio, el mortero del siglo XVIII, la cantimplora con forma de concha fabricada en loza de Alcora en el último tercio del siglo XVII y mismo la impresionante arca tardogótica profusamente decorada con conchas de vieira.

Otro de los símbolos característicos de la iconografía jacobea será la cruz de Santiago, que funcionaba casi como una verdadera marca de propiedad en los edificios vinculados a la Orden de Caballería de Santiago y al culto del Apóstol. Al igual que sucede con la vieira, la cruz la podemos ver representada en objetos de diversa naturaleza y funcionalidad y esta diversidad queda aquí patente con ejemplos arquitectónicos, como la clave de bóveda tallada en piedra caliza con una cronología entre el siglo XVI y el XVII, la jarra de loza de Talavera con la cruz de Santiago de finales del XVII o los fondos documentales vinculados con la orden de Santiago.

Estas obras forman parte, junto con otros múltiples objetos de diferente naturaleza, de los fondos museográficos de vinculación jacobea que custodia este centro.